Love Session in a scrapping

13 julio 2020

Sesión de pareja en un desguace

Cuando terminó el confinamiento se me ocurrió hacer una sesión de pareja en un desguace, así que después de mucho tiempo, después de estar confinados y con un millón de ideas en la cabeza, no había lugar más caótico para reordenar mis ideas.

Tenía unas ganas tremendas de poder volver a hacer fotos y encima me encuentro, cosa del destino, con esta parejaza de bandera.

Dos guapos, con un rollazo, que se les cae en cada paso que dan.

Una pareja de guapos

Ellos son Paula (@elflamencofucsia) y Sergio (@sergio_frarag). Una pareja diferente…guapos, simpáticos, siempre con una sonrisa en la boca. En definitiva una pareja increíble, a la que he tenido la suerte de conocer y poder hacerle fotos a mi gusto y con total libertad.

Un viaje de besos

Vinieron hasta Sevilla desde el Puerto de Santa María, su tierra…con ese “deje” gaditano que tanto me gusta. Quedamos súper temprano, ya que el calor y el sol podía estropearnos la sesión y ellos no pusieron ninguna pega.

A ellos les encanta hacerse fotos y sobre todo viajar, y de ahí nació su blog de viajes.

Un blog que no debéis dejar de leer si os gusta la aventura y los lugares diferentes y con encanto. A mí particularmente, me dan mucha envidia… En el siguiente viaje que hagan, me meto en la maleta…jaja

Si queréis echarle un vistazo a su blog, es www.unviajedebesos.com y también podéis seguirlos en instagram en su cuenta @unviajedebesos

Un desguace con antigüedades y cosas retro

El lugar que elegimos para sesión fue un sitio especial, donde podemos encontrarnos cosas de todo tipo, cosas que hace mil que no vemos y que nos da nostalgia al volver a verlas, como los Curros de la Expo´92.

Paula y Sergio encajaban a la perfección con el lugar tanto por su filosofía de vida, por su look, por todo en general, además Paula, quería su foto con Curro, sí o sí, jajaja y al final lo conseguimos.

Primero estuvimos en el exterior hasta que el sol nos lo permitió y luego, en un almacén enorme con radios antiguas, con puertas y pianos espectaculares.

En el interior, todo fue mucho más íntimo y romántico y dieron rienda suelta a su amor del que pude ser testigo en la penumbra, sin querer molestar demasiado.

¿Se casarán?

Se casaron en Las Vegas! Pero próximamente… a ver si los engaño para que un día de estos se den el “sí quiero” en el lugar de sus sueños.

Chicos, no puedo estar más contento con esta sesión…por tener la oportunidad de conoceros, por haberos desplazado hasta Sevilla y “dejaros engañar” con todas mis locuras.

Tenemos que vernos muy pronto y quién sabe si con un anillo de por medio, jeje…

Gracias! y mil gracias…sois geniales!! no cambiéis nunca!!

SHARE THIS STORY
Comentarios
Añade un comentario