Sobre mí


Hola, mi nombre es Ricardo Ferreiro, soy fotógrafo de bodas,
resido en Sevilla y me gustaría contar vuestra historia allá donde estéis.

Fotógrafo de Bodas

Ricardo Ferreiro


Cuando era muy pequeño, comencé a dibujar y eso empezó a desarrollar en mí el gusto por lo visual, la pintura, la publicidad, el cine, y por supuesto la fotografía.

Decidí licenciarme en Bellas Artes, y formarme de manera más concreta en el mundo del diseño gráfico…en el proceso conocí de manera más cercana la fotografía creativa.

Me compré mi primera cámara y la pasión por esta profesión comenzó a florecer.

Mis inicios fueron más abstractos y minimalistas, era una búsqueda continua de composición y texturas.

Tras esa búsqueda, en la calle, descubrí la “street photography”, y comprendí que las personas le aportaban un valor añadido y esencial a mi búsqueda.

Así conocí la fotografía de bodas y decidí quedarme.

La fotografía de bodas me da la oportunidad de encontrar sentimientos en cada esquina y además poder dejarlos en una foto para siempre…

Me gusta contar las historias, siempre en un segundo plano, sin ser protagonista de vuestro día, sin poses forzadas, vuestro día es para que fluya y salga perfecto.

Yo sólo seré testigo de todo lo que transcurra desde que comienza el día, con esos nervios cuando os vestís… hasta el final, con el cansancio y la alegría de que todo ha salido a la perfección, con la chaqueta en alguna silla, la corbata aflojada, con el velo aparcado en algún lugar junto a los tacones insufribles… captando los detalles, esos pequeños momentos que son realmente los que cuentan vuestra historia y que en ocasiones pasan desapercibidos, pero que al recordarlos nos transportan de nuevo a la magia de un día irrepetible…

Vuestro día es único y especial, y yo intentaré dibujaros esos recuerdos con mi cámara, los que veréis y los que no hayáis podido ver, los grandes y los pequeños momentos; en definitiva, esa lágrima, ese salto de alegría, esa caricia, todo lo que suceda en ese día, vuestro día.

Y es que captar instantes es lo mejor de este “trabajo”, conocer personas que se quieren y contar su historia.

¿Queréis que cuente la vuestra?