Desde Triana a El Pino de San José

Boda Salvi & Rocío. El Pino de San José


Dijimos en su preboda que eran unos novios con cierto “veneno“. La novia despertó para entregarse a los mimos de Rosa, con quien volvimos a encontrarnos. Sus nervios lo decían todo, ella es una belleza con carácter y le podían las ganas; era su día y quería lucirse. Radiante se enfundó el vestido que Rima diseñó para sorprender.

Rocío, una sevillana muy sevillana, apareció en la calle Pureza para bajar de un coche de caballos en el portón de la Capilla de los Marineros de Triana. Dentro estaba Salvi, con todo el empaque que le da el llevar un costal las noches de la “madrugá“, pero deshaciéndose en sonrisas y “medias lágrimas“. En el mundo no existía otro sitio para que ellos dijesen el “sí quiero”

De allí, a la hacienda. El Pino de San José con el cátering Miguel Ángel fue un marco espectacular para disfrutar un día grande.

Por cierto. ¿Habéis escuchado eso de que “de una boda sale otra boda“?







Leave a reply


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *








Recent Portfolios